DOMESTICACIÓN


DEL JABALÍ AL CERDO


Los jabalíes salvajes eran importantes animales de presa para los cazadores y recolectores en amplias áreas de Eurasia. Hace unos 11.000 años cambió radicalmente esta relación entre predador y presa, dando lugar a su domesticación junto con la de otros animales mamíferos, como el perro, el caballo, la oveja y los vacunos. El jabalí es un animal idóneo para la domesticación ya que fuera de la época de celo es relativamente fácil de manejar, sobre todo sus crías. Éstas, junto con sus madres, merodeaban los asentamientos humanos con doble finalidad, la primera para alimentarse de sus deshechos y la segunda para intentar protegerse de los depredadores, los cuales huían de los humanos. Su elevada productividad y sociabilidad, así como la facilidad para alimentarlo fueron factores a favor de su domesticación; la dificultad para los desplazamientos fue, en cambio, un elemento en contra, hasta el punto de que sólo los pueblos sedentarios usaban cerdos. El jabalí se cruza con facilidad con el cerdo doméstico.

Los cerdos salvajes fueron domesticados en diferentes lugares de Europa y Asia hace unos 10.000 años, aunque no se sabe si esta práctica surgió espontáneamente en cada unos de los lugares o se fue transmitiendo de una zona a otra.

Según la revista Science los cerdos domésticos actuales europeos carecen de afinidad genética con los linajes de jabalíes salvajes de Oriente Medio, por lo que se ha llegado a pensar que si algunos cerdo domesticados prodecentes de Oriente Medio entraron a Europa, éstos no dejaron descendientes entre los cerdos domésticos europeos modernos.
“Las cepas modernas de cerdos domésticos europeos provienen del centro de domesticación europeo y carecen de toda afinidad con los linajes de jabalíes salvajes presentes en el Oriente Medio.”
“La ausencia completa de líneas genéticas turcas, armenias o iraníes en las cepas europeas modernas implica que, aún si algunos cerdos domesticados en el Oriente Medio entraron a Europa con los primeros agricultores procedentes de esta región, esos linajes no dejaron descendientes entre los cerdos domésticos europeos modernos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada